Cómo considerar el grado de acero al carbono si requieres un mecanizado, sea soldable o resistente

El acero al carbono se usa comúnmente en muchas industrias.

Por ejemplo en el mundo de la construcción el acero al carbono es un material base para el montaje de las estructuras metálicas por lo que el tipo, calidad  y grado del acero a usar debe ser bien elegido.

El acero al carbono se compone típicamente de 0.05% a aproximadamente 2.% de carbono medido en peso, junto con cantidades de hierro y trazas de otros elementos.

Muchas pueden ser también las aleaciones con las que nos podemos topar por lo que es importante identificar el uso que se le va a dar a este material.

Es este ocasión tocaremos los aspectos de un uso mecanizado, si se va a soldar y resistencia, veamos

  1. a) ¿El acero al carbono necesita ser mecanizado?

Hay muchos tipos de acero al carbono que se pueden mecanizar fácilmente, pero también hay muchos que pueden resultar difíciles.

Los grados de acero con menos carbono como C1010 y C1018 tienen buena maquinabilidad.

Alternativamente, el acero al carbono con mayores cantidades de carbono como C1141 y C1144 también se puede mecanizar sin dificultad debido al azufre que se agrega a su composición química.

El C1045 tiene un mayor contenido de carbono, pero no elementos adicionales para ayudar en el mecanizado, por lo que es una mala elección si se requiere un mecanizado.

  1. b) ¿El acero al carbono necesita ser soldado?

Ciertos tipos de acero al carbono tienen una muy buena soldabilidad, sin embargo, hay varias consideraciones a tener en cuenta al seleccionar un acero al carbono que se va a soldar.

En primer lugar, las calidades tales como C1141 y C1144 que son excelentes para el mecanizado generalmente no son soldables.

El azufre que se encuentra en estos grados puede provocar el agrietamiento de la solidificación de la soldadura.

Los grados con poco carbono como C1018 y A36 serían una mejor opción ya que se sueldan fácilmente.

Los grados más altos de carbono como el C1045 también pueden funcionar, pero pueden requerir un tratamiento térmico de precalentamiento o post soldadura.

  1. c) ¿Cuáles son los requisitos de resistencia del acero al carbono?

Los aceros bajos en carbono tienden a carecer en términos de resistencia a la tracción, en comparación con otros aceros al carbono.

Esto debe evitarse si se requieren altas resistencias. Elegir un grado de acero al carbono con un contenido de carbono más alto como C1045 puede proporcionar más resistencia y dureza que un grado bajo en carbono como el C1008.

Sin embargo, una alternativa baja en carbono es el acero de baja aleación de alta resistencia (HSLA), que es un acero con bajo contenido de carbono específicamente diseñado para poseer mayores resistencias, al tiempo que conserva la conformabilidad.

Como habrás notado, si conoces con exactitud el uso que le darás al acero al carbono podrás identificar el grado exacto que te puede apoyar en tu proyecto.

Por ejemplo, estos son algunos usos típicos:

  • Grado A36 / 44W: componentes automotrices, levas, accesorios, tanques, forjados y aplicaciones estructurales como edificios o puentes.
  • Grados C1008, C1010 y C1018: piezas de maquinaria, tirantes, aplicaciones estructurales de fuerza relativamente baja, placas de montaje y soportes.

En Metalitec, no solo hacemos montaje de estructuras metálicas, somos a su vez fabricantes por lo que sabremos con exactitud qué requieres para tu proyecto una vez que nos compartas tu idea.

Llámanos, estamos listos para comenzar los trabajos.

FUENTES: YouTube| Awe Me , Metalitec  , ESAB

Leave a Reply