Diseñando el aula alrededor del plan de estudios.

Un cambio fundamental en la orientación hace que el Aula del Siglo XXI sea diferente de todos los que le han precedido.

El cambio proviene de la adopción generalizada del plan de estudios de aprendizaje colaborativo.

Las aulas en el siglo XXI deben apoyarlo porque será el modelo dominante de educación en el futuro previsible.

El aprendizaje colaborativo es diferente a los métodos tradicionales en dos formas fundamentales.

En primer lugar, el aprendizaje colaborativo se centra en los estudiantes, lo que permite al alumno ser un participante activo en el proceso de aprendizaje.

En segundo lugar, el aprendizaje colaborativo gira en torno a la solución de problemas abiertos o la creación de algún tipo de “producto” que podría ser cualquier cosa, desde un informe, un póster o un video.

Estos proyectos les dan a los estudiantes la oportunidad de desarrollar la más amplia gama de habilidades de aprendizaje.

Los beneficios educativos del aprendizaje colaborativo incluyen:

  • Producir un mayor logro grupal e individual, estrategias de razonamiento de mayor calidad, más y más ideas y soluciones nuevas a los problemas.
  • Desarrollar pensamiento de alto nivel (no solo recordar hechos), comunicación oral, autogestión y habilidades de liderazgo.
  • Aprender a presentar y defender ideas con confianza, lo que aumenta la autoestima y la responsabilidad del alumno.
  • Fomentar el crecimiento en la madurez y la confianza en las partes de los estudiantes, porque promueve la interacción estudiante-educador y expone al estudiante a diversas perspectivas.

Las aulas y los muebles de la próxima generación deben respaldar el currículo de Aprendizaje Colaborativo porque será el modelo para el futuro previsible.

Y como ya lo estamos observando, el aula ha evolucionado de un espacio físico estático a un entorno de aprendizaje dinámico.

Lo que hizo posible esta evolución es la combinación de una mejor comprensión de la forma en que los estudiantes aprenden y la capacidad de aplicar esa comprensión a través de métodos de enseñanza más efectivos.

Naturalmente, a medida que los métodos de enseñanza cambian, también lo hacen las herramientas del profesor así como los muebles del aula.

[Encuentra más sobre este tema visitando Mobiliario ||Información: YouTube, Mobiliario y Gob.mx ]

Incluso los escritorios y mesabancos avanzados no se mueven solos.

La movilidad es una característica crucial para los muebles en un aula de aprendizaje colaborativo.

Por lo tanto, siempre habrá que considerar las ruedas como un elemento opcional para escritorios y mesas.

Sin ellos, mover los escritorios es una lucha para los estudiantes pequeños y la reconfiguración de las aulas interrumpe el progreso en las lecciones y proyectos.

Por otro lado, el educador necesita más herramientas para facilitar el aprendizaje grupal y de proyectos.

Un recurso invaluable es un gabinete que permita que los materiales del proyecto se clasifiquen y almacenen para cada grupo, se distribuyan al grupo cuando sea necesario y luego se guarden cuando terminen.

Considera también diferentes modalidades de aprendizaje.

Ya sea que estén trabajando con tabletas o computadoras portátiles, los estudiantes necesitan la capacidad de conectarse con datos y otros recursos.

Por lo que también será importante proporcionar a los estudiantes tanto energía como WiFi para sus dispositivos.

 

Leave a Reply