El tamaño no importa en las cocinas

Cuando hablamos de las cocinas en los hogares del mundo, siempre pensamos en un lugar grande, quizás con un pequeño desayunador, con un refrigerador enorme, una fábrica, un lavabo, diversos aparatos electrónicos, etc. igual de funcionales o mejor. Yo, como ustedes quizás, siempre estuve en las cocinas de tamaño grande o mediano, donde tres o más personas fuman al mismo tiempo, pero el fin de la semana pasada, visité una amiga y me sorprendió el tamaño de su cocina, la cual pareció una cantina, y lo más sorprendente es que contaba con todo lo necesario.

Si no tuvo el granito para las cocinas , la verdad es que era una primera vista que era una barra, pero con ese material en las pequeñas era imposible no deducir lo que ese espacio representaba. Como dije en el tamaño de una barra, pero ligeramente más alargado. Sobre la pared, todos los muebles, los que fueron cerrados por granito, pero lo mejor es que la fábrica estaba integrada dentro de esos muebles y el material de las encimeras, no resistía el calor bastante bien. El lavabo también estaba incrustado en el granito, lo que permitía reducir espacios. Lo más grande que tenía era el refrigerador, aun así no era de gran tamaño, era entre pequeño y mediano.En las dos encimeras que se unen en la esquina formando una L, un microondas y un par de electrodomésticos como una cafetera y una máquina para hacer aguafrios.

Ahora quiero preguntar por dónde es que preparan los alimentos, es decir, cortar, rayar, pelar o lo que sea. Pues si lo vemos como un bar, donde se supone que debería estar la barra, hay una mesa para realizar todo ese tipo de actividades. Parecería muy incómodo tener que estar moviendo en un espacio muy reducido, pero puedo ver su mamá en acción, me refiero a un cocinando, y la práctica de girar solo 90 o 180 grados para hacer algo en otro lado era de no creerse. Su hija se metió con ella para ayudar a que un ratito y ambas cabían a la perfección, sin estorbarse, pero era claro que no tenía alma más cabía ahí.

Como ya tenía todo afuera cuando yo llegué, no tiene la misma ubicación que su asiento, por lo tanto no muere alrededor. Pues debajo de la escalera, la cual está relativamente cerca de la cocina, su mini cocina, tiene un espacio lo suficientemente grande para el fondo para poder guardar los utensilios y utensilios de cocina como ollas, sartenes, etc. Estaban resguardados tras una puerta corrediza del mismo color de la pared pegada a la escalera, por qué no eres bueno con la vista, podrías pasar desapercibida, como me sucedió a mí. Estaba sorprendido por la cantidad de espacio que puedes ahorrar sabiendo acomodar tus cosas. Así que hablando de cocinas, el tamaño no importa, quizás en restaurantes sí, pero para los hogares todo depende de dónde los acomodes las cosas.

Visita nuestro sitio web en Marmoles Arca

Leave a Reply