La incontinencia urinaria

La incontinencia urinaria es el paso involuntario de orina y es un problema común que se cree que afecta a millones de personas.

Hay varios tipos de incontinencia urinaria, que incluyen:

  • Incontinencia por esfuerzo: cuando la orina se escapa en momentos en que la vejiga está bajo presión, por ejemplo, cuando se tose o se ríe.
  • Incontinencia de urgencia: cuando la orina se filtra cuando siente una urgencia repentina e intensa de orinar.
  • Incontinencia por rebosamiento (retención urinaria crónica): cuando no se puede vaciar completamente la vejiga, lo que causa fugas frecuentes.
  • Incontinencia total: cuando la vejiga no puede almacenar nada de orina, lo que hace que pase orina constantemente o tenga pérdidas frecuentes.

También es posible tener una mezcla de estrés e incontinencia urinaria de urgencia.

Revisando estos tipos de “fugas o incontinecias” será importante hacer una visita al médico.

La incontinencia urinaria es un problema común y no debería de avergonzarte de hablar del tema con tu medio si observas estos síntomas.

[Información: YouTube, HcMedical y Selecciones ]

Este es el primer paso para encontrar una forma de manejar efectivamente el problema.

La incontinencia urinaria por lo general se puede diagnosticar después de una consulta con tu médico de cabecera, quien te preguntará acerca de tus síntomas y puede realizar un examen pélvico (en mujeres) o un examen rectal (en hombres).

Tu médico de cabecera también puede sugerirte que lleves un diario en el que anotes cuánto líquido bebes y con qué frecuencia debes orinar.

Causas de la incontinencia urinaria:

  • La incontinencia de esfuerzo generalmente es el resultado del debilitamiento o daño de los músculos utilizados para evitar la micción, como los músculos del piso pélvico y el esfínter uretral.
  • La incontinencia de urgencia suele ser el resultado de la hiperactividad de los músculos detrusores, que controlan la vejiga.
  • La incontinencia por rebosamiento a menudo es causada por una obstrucción o bloqueo de la vejiga, lo que impide que se vacíe por completo.
  • La incontinencia total puede ser causada por un problema con la vejiga desde el nacimiento, una lesión espinal o una fístula vesical.

Ciertas cosas pueden aumentar las posibilidades de desarrollar incontinencia urinaria, que incluyen:

  • Embarazo y parto vaginal
  • Obesidad
  • Un historial familiar de incontinencia
  • Aumento de la edad, aunque la incontinencia no es una parte inevitable del envejecimiento

Inicialmente, tu médico de cabecera puede sugerir algunas medidas simples para ver si ayudan a mejorar tus síntomas.

Estos pueden incluir cambios en el estilo de vida, como perder peso y reducir la cafeína y el alcohol.

Los ejercicios del piso pélvico ayudan a ejercitar los músculos del piso pélvico exprimiéndolos y son impartidos por un especialista

Cuando se trata del entrenamiento de la vejiga aprendes formas de esperar más tiempo entre la necesidad de orinar y orinar, esto se hace bajo la guía de un especialista

También puedes beneficiarte del uso de productos para la incontinencia, como almohadillas absorbentes y urinarios de mano.

Se pueden recomendar medicamentos si aún no puede controlar sus síntomas. La cirugía también puede ser considerada. Los procedimientos específicos adecuados dependerán del tipo de incontinencia que se tenga.

Respecto a las lesiones por incontinencia quw se caracteriza por la presencia de humedad, siendo esta la responsable de la presencia de eritema, maceración y excoriación de la piel, lo que puede confundirse con unas úlceras por presión.

El impacto de la incontinencia sobre la piel ha encontrado una alta incidencia de eritema blanqueable, particularmente en la región perineal por lo que se considera que este es un marcador de riesgo elevado para el desarrollo de otros tipos de laceraciones en la piel.

La prevención es crucial para tu salud, entra a HCMedical

 

Leave a Reply